Canción: Circo Romano

Musica: Javier González Letra: Adrián Abonizio

CIRCO ROMANO (2003)

(Música: Javier González/ Letra: Adrián Abonizio)

 

Hay camiones olvidados

en confines de autopistas.

Hay afiches, con artistas

que sonríen como pavos.

Hay un circo que ha incendiado

la casita de los tigres

y andan solos, como pibes

huídos de un orfanato.

Tienen hambre para rato

en la selva de candiles.

 

Yo camino entre los fierros

que oxidan su desnudez.

Son espinas, que a través

del olvido y del destierro,

avisan que aúllan los perros

y que es noche y llueve tanto

y da miedo hacer de santo

sin prevenir los peligros,

pues los tigres no han comido

más que sombras y cansancio.

 

El amor me ha desquiciado

como a un mueble entre las ruinas

y aparece entre la pila

de los trastos olvidados.

Asomando su costado,

que alguna vez fue tan libre.

Como el paño de los títeres

llenos de moho y orín.

Me da vértigo pedir

que se coman a los tigres.

 

Llevo en el lomo las letras

de los tangos más fuleros.

Salgo a nadar en el cielo

para curarme de la yeta.

Mas, hoy regreso a la selva

y cansado e’ repechar

me rajé del palomar

y sentado aquí entre miles,

juno tranquilo a los tigres,

que me vienen a morfar.

 

 

 

 

 

 

 

Discos en los que aparece